miércoles, 16 de mayo de 2018

Redondo de cordero con curry rojo

Hace unos meses descubrí que los redondos de carne me viene muy bien para el tupper y desde entonces voy por el tercero. Sí que es verdad que no es un tipo de receta para consumir habitualmente ya que prefiero la carne a la plancha pero para hacer muchos tuppers y congelar viene fenomenal.

Las otras dos veces lo había hecho al horno pero esta vez decidí prepararlo con la olla exprés ya que lo había visto en varios sitios. Además, innové con la salsa de curry para hacerlo de una manera más exótica y diferente. En mi caso usé pasta de curry rojo del Mercadona pero puede usarse cualquier curry.


Ingredientes:
1,5 Kg de redondo de cordero
400 ml de leche de coco baja en grasa
350 ml de caldo de pollo
1 cebolla dulce
1 cucharadita sopera de pasta de curry rollo
2 cm de jengibre rallado
la ralladura de dos limas
cilantro o perejil
sal
aceite de oliva

Preparación:
En la olla a presión metemos un chorro generoso de aceite de oliva y doramos por todos los lados a fuego medio el redondo. En ese mismo aceite y si es poco echamos un poco más, pochamos cebolla dulce muy picada. Cuando esté blanda agregamos la pasta de curry y removemos bien ya que tiene que perder el sabor a crudo. Después ponemos el caldo, la leche de coco y salamos y cuando empiece a hervir echamos el jengibre y la ralladura de lima. Volvemos a meter en cordero.

Ponemos la tapa en la olla exprés y cuando suba el pivote dejamos a fuego lento durante 40 minutos. Pasado ese tiempo sacamos del fuego y cuando no haya presión abrimos la olla. Sacamos el cordero y ponemos a hervir la salsa para que rebaje hasta que quede muy líquida. También podemos poner un poco de pan rallado o maizena disuelta en un poco de agua fría (con una cucharadita sería suficiente) para que espese antes. Desengrasé un poco la salsa ya que para mi gusto quedaba demasiado grasa y luego la pasé por la batidora para que quedara lo más fina posible.

Partimos el redondo en finas lonchas una vez esté templado y lo metemos en una fuente junto con la salsa. Podemos comer en el momento o dejar para el día siguiente, que creo que coge más aroma.

Servimos con arroz blanco o basmati y perejil o cilantro por encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario