viernes, 20 de marzo de 2015

Babka


Este mes el desafío en la cocina ha propuesto la receta: babka. He elegido la versión judía de esta receta que es una masa dulce de pan rellena de chocolate y canela. Es riquísimo! lo probé poco después de salir del horno con el chocolate aún caliente... a mí me recuerda un poco al bollicao de cuando era pequeña, pero claro, salvando las distancias ya que este era un bollo industrial y como la repostería casera...

Ingredientes:
450 gr de harina de fuerza
200 ml de leche entera
70 gr de azúcar
50 gr de mantequilla
1 huevo (y otro batido para pincelar)
5 gr de sal
4 gr de levadura seca
gotas de chocolate negro
canela
Preparación:
Calentar un poco la leche y derretir la mantequilla en ella. Primero vamos a hacer la masa. Juntamos la harina, la levadura, el azúcar y la sal y removemos bien, agregamos la leche y vamos amasando hasta que quede una masa tersa. Yo me ayudé de la panificadora para ello.
Si vemos que nos da tiempo dejamos levar unas dos horas hasta que doble su tamaño, sino podemos dejar que leve durante 12 horas (hasta el día siguiente) en el frigorífico. Era la primera vez que ralentizaba el primer levado y desde luego lo voy a usar mucho, ya que sino hacer masas de pan a veces con los tiempos se complican mucho. Si metemos la masa en la nevera, cuando la saquemos hay que dejarla que se temple un poco antes de volver a trabajarla.
Volvemos a amasar la masa y extendemos bien haciendo un lámina fina. Sobre ella extendemos las gotas de chocolate negro y la canela. Enrollamos y pincelamos con huevo batido. Dejamos levar otra hora.
En este paso del segundo amasado, dividí la masa en dos: una parte la extendí e hice uno grande y la otra la dividí en 4 bolas de 100 gr para hacer varios pequeños que congelé una vez horneados. Metemos en el horno precalentado durante 20 minutos a 225º. Si vemos que la parte de arriba se empieza  a tostar en exceso poner papel de albal.





Pulsa sobre la imagen para ver el resto de propuestas del babka de mis compis del desafío.



14 comentarios:

  1. Me declaro fan incondicional de estas masas, del chocolate y de la canela. No me queda otra que probar un pedacito de esta maravilla.

    ResponderEliminar
  2. Qué pan más bueno te ha quedado!!!! Un besote

    ResponderEliminar
  3. ¡Ay qué rico con un café, como en la foto! Yo ya lo estoy echando de menos, y en mi casa quieren que haga más. Te ha quedado estupendo. Besos

    ResponderEliminar
  4. Te han queddo fantásticos!!
    besos

    ResponderEliminar
  5. Pues ahora que lo dices sí recuerda un poco al bollicao, pero yo prefiero éste, que al menos sé de qué está hecho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. mmmm que postre tan rico! no lo conocía pero tengo que hacerlo!
    un beso!
    elbauldelasdelicias.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  7. Que rico!! ese corte esta para comerselo sin dejar gota! bicos

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué buena idea lo de congelar los pequeños! Así podrás disfrutar de esta delicia por más tiempo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. muy ricos!! te quedaron muy esponjosos

    ResponderEliminar
  10. Ummm qué buena pinta que tiene!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Buenisimos!! me llevo un buen trozo!! Bs.

    ResponderEliminar
  12. Uhmmmmm esto está diciéndome....cómeme.
    Fantástico
    Besos

    ResponderEliminar
  13. ole y ole !!, ha quedado un desafío de lo más babakero!!!, te han quedado genial!!! me pido un trozo,,yo invito a café.! un besito

    ResponderEliminar