martes, 15 de noviembre de 2016

Pollo asado

Desde hace un tiempo me propuse meter en el blog recetas más clásicas que son indispensables conocer de la cocina española. El pollo asado se hace en todas las casas y me atrevería a decir que en cada una se hace de una manera distinta. La verdad es que es un plato muy fácil de preparar y que no te lía mucho en la cocina ¡lo único estar pendiente de apagar el horno!

En mi caso lo he preparado en una versión clásica con patatas y orégano, pimienta y tomillo como especias pero se puede hacer con muchísimas cosas. Mi madre en casa le pone tomate en trozos aunque a mí me ha apetecido en esta ocasión acompañarle con algo de verduras para que le diera jugosidad ya que era para el tupper. También puede hacerse con manzana, calabaza... y acompañarlo con una salsa de miel y mostaza. Una vez ya sabemos la manera básica podemos ir metiendo lo que nos apetezca respectando los tiempos.

Ingredientes (2 personas):
2 cuartos traseros de pollo de corral
2 patatas medianas
1/2 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
1/2 cebolla
especias: tomillo, orégano y pimenta en mi caso
aceite de oliva
sal

Preparación:
Pelamos las patatas y las cortamos en trozos medianos, los pimientos en tiras medianas y la cebolla en tiras finas. Las ponemos en una fuente grande apta para el horno, salpimentamos , regamos con un chorrito de aceite, ponemos un pelín de agua y removemos bien. Se puede usar vino blanco en lugar de agua pero eso ya va por gustos.

Por otro lado, salpimentamos los cuartos de pollo por ambos lados y echamos las especias. Los ponemos encima de las verduras con el lado de la piel hacia abajo.

Metemos la bandeja en el horno precalentado a 200º con calor arriba y abajo durante 20 minutos o hasta que veamos que el pollo ha empezado a tostarse. Pasado ese tiempo sacamos del horno, removemos las verduras y damos la vuelta a las patatas y dejamos los cuartos traseros con la piel hacia arriba. Echamos por encima del pollo un poco de caldo que se ha formado en la bandeja y volvemos a meter en el horno durante otros 20 minutos o hasta que veamos que la piel está tostada.
Y esta receta tan sencilla es la del clásico pollo al horno ¡A comer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada